fbpx

ME QUIERO DIVORCIAR, POR DONDE EMPIEZO?

El proceso de disolución regular comienza con un pedido de disolución de matrimonio, presentado por el esposo o la esposa ante el tribunal de circuito, donde se establece que el matrimonio se ha deshecho irremediablemente y presenta lo que la persona le solicita al juez. El otro cónyuge debe contestar este pedido dentro de los 20 días. La contestación deberá incluir las cuestiones establecidas en el pedido inicial y las cuestiones adicionales que la parte demandada desea poner a consideración del juez.
Es deseable que las partes hayan agotado todas las vías de negociación previas entre si para llegar a un acuerdo. Incluso, asistir a una mediación previa podría ser la decisión más inteligente tomada en todo el proceso de divorcio. Es que lo explicado anteriormente es el escenario típico de un divorcio SIN ACUERDO.

Sin perjuicio  de que al acuerdo se pudiera llegar más adelante en el proceso, un divorcio iniciado por un cónyuge con traslado de la demanda al otro es un proceso que se inicia sin acuerdo. Una mediación podría simplificar enormemente el proceso y ahorrar mucho dinero en costas, dado que el divorcio se inicia con acuerdo desde un comienzo. Tipicamente los divorcios con acuerdo pasan por la Corte en unas seis semanas, promedio con variaciones dependientes de cada condado

Las  reglas judiciaries aplicables a los divorcios exigen que cada parte le proporcione ciertos documentos financieros y una declaración jurada financiera completa a la contraria.

Las ventajas de un divorcio presentado con acuerdo desde el principio son innumerables. LLame a  un ediador hoy mismo para entender mejor el proceso y decicir mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *